Hay infinidad de dolores



Hay infinidad de dolores pero ninguno como el de una alma sola q cayó en lo profundo del abismo obscuro cual alma desgarrada q creyó tener dueño. Pero sólo era el pasar del viento................


Jessica Granados


24 de enero de 2009

1 comentario:

Pedro dijo...

El alma también duele, aunque sea eterna.
Preciosos versos.

Un abrazo.