De Cómo Estoy Me Hallo Tan Incierto



De cómo estoy me hallo tan incierto
que en vivo ardor temblando estoy de frío;
sin causa alternamente lloro y río;
abarco el orbe pero nada advierto.

Es todo mi sentir un desconcierto;
un fuego el alma, la mirada un río;
de pronto espero, al punto desconfío;
ora divago, de repente acierto.

Estando en tierra al Cielo me levanto;
milenios son mis horas; ningún .día
he podido vivir sólo una hora.


Luis de Camöens



10 de diciembre de 2008

1 comentario:

Pedro dijo...

Un poema precioso. Lo abarca todo desde la nada.
Me ha llegado.
Un abrazo.